21 ago. 2012

HOWARD CARTER Y TUTANKHAMÓN

Este año se cumple el 90 aniversario del descubrimiento de la tumba de Tutankhamón.

Todos conocemos la gran proeza de Howard Carter, sin embargo hoy quiero contaros su historia, para que conozcáis la forma en la que Carter consiguió llegar hasta la tumba que disparó su fama y hace que siga perdurando en el tiempo, la tumba de Tutankhamón.


Carter nació en Londres el 9 de mayo de 1874, hijo de un pintor y perteneciente a una gran familia, con 6 hermanos y una hermana.
Howard heredó de su padre el don de la pintura, sin embargo, el pequeño Howard Carter descubrió su verdadera vocación en la casa del adinerado William Amherst, un amigo de sus padres que poseía un museo privado de antigüedades egipcias. Así pues, mientras el padre de Carter pintaba animales en casa de Amherst, Carter se maravillaba por las antigüedades. De manera que cuando el egiptólogo Percy Newberry le mencionó casualmente a su buen amigo William Amherst que andaba en busca de un joven ayudante con talento artístico para ayudarlo en su trabajo de documentación egipcia, fue casi inevitable que saliera a la luz el nombre de Howard. El muchacho quedó encantado con semejante perspectiva; había decidido ya que la vida de un pintor de animales, aunque lucrativa, no era para él. Se pasó el verano y el otoño de 1891 estudiando manuscritos en la Biblioteca Británica, y dibujando las colecciones egipcias en el Museo Británico. A sus 17 años, se separó de su familia y zarpó hacia Egipto.
Tras un período de tiempo durmiendo en el suelo fresco de las tumbas y pintando cada relieve llegó la Navidad y el campamento se dispersó,  Carter fue a alojarse con Flinders Petrie en Tell el-Amarna.
Hacían una extraña pareja puesto que Petrie era mucho más humilde que Carter, y mientras que Petrie prefería caminar largos recorridos, Carter preferia haber alquilado algún burro. Pero a Petrie no le gustaba ningún tipo de lujo innecesario que se pudiera evitar. Poco a poco Carter fue aprendiendo las técnicas de excavación. Y tras varios trabajos como pintor se le ofreció un puesto permanente en el Servicio Egip-cio de Antigüedades.Howard Carter, viviría en Luxory supervisaría todos los emplazamientos en el sur. Su primer trabajo consistió en colocar puertas en las tumbas para evitar el saqueo y la instalación de luz eléctrica en las más famosas. También investigó un incidente en la tumba de Amenofis II, donde supuestamente los guardias habían sido sobornados y habían dado paso a unos ladrones. Su principal sospechoso era Mohammed Abd el-Rassul, uno de los principales saqueadores de la época que estaba consiguiendo lucrarse a costa de los objetos que habían dejado una cultura tan grandiosa como fue Kemet.
Después de estas investigaciones, Carter se dedicó a las excavaciones.


EL DESCUBRIMIENTO DE LA TUMBA DE TUTANKHAMÓN

Todo comenzó con un hombre, Theodore Monroe Davis un hombre ya retirado que se había dejado arrastrar por la oleada de egiptomania que arrasaba por todo el mundo en esa época. Empeñado en hallar una tumba repleta de oro decidió financiar la excavación en el Valle de los Reyes encabezada por Howard Carter que por entonces era el inspector en jefe de antigüedades para el sur de Egipto. Pretendía encontrar la tumba del faraón de la XVIII dinastía Tutmosis IV. que consiguió en 1903. Después prosiguió sus investigaciones en la KV60 y en la KV20. Esta última ya era conocida por otros egiptólogos pero nadie había puesto demasiado interés en ella, debido a que los pasadizos estaban bloqueados. Carter decidió despejar dichos pasadizos repletos de escombros y lodo. Tras un duro trabajo, quedaron despejados, y pudieron avanzar hacia la cámara mortuoria doble. Sin embargo allí el techo se había derrumbado, con lo que el suelo se cubrió de escombros. Los hombres se pusieron de nuevo a trabajar duro. Las condiciones de trabajo no eran muy buenas.
"[...] el aire estaba tan enrarecido y el calor era tan extremo que las velas que llevaban los trabajadores se detenían y no proporcionaban luz suficiente para permitirles continuar con su trabajo;por lo tanto nos vimos obligados a instalar luz eléctrica, con lámparas de mano... En cuanto descendimos unos cincuenta metros,el aire se hizo tan nauseabundo que los hombres no podían trabajar. Además, durante siglos los murciélagos habían construido innumerables nidos en los techos de los corredores y cámaras, y sus excrementos estaban tan secos que el más mínimo movimiento de aire hacía que los corredores se llenaran de una materia negra y esponjosa que tapaba las narices y las gargantas de los hombres, haciendo que les resultara muy difícil respirar."
Cuando lograron avanzar pudieron ver que aquella tumba constaba de cuatro corredores escalonados, unidos por tres cámaras y tres almacenes muy pequeños. Había dos sarcófagos de cuarcita amarilla, ambos destinados en principio a Hatshepsut aunque posteriormente uno de ellos le fue asignado a Tutmosis. Era evidente que Hatshepsut había muerto antes de que pudiera acabarse su tumba.
Cuando se trasladó a Howard Carter al norte de Egipto debido a un incidente con unos franceses, sin embargo, esa zona no era del agrado de Carter. Así pues, en ocutbre de 1905 dimitió y comenzó una nueva vida como como artista y marchante de antigüedades a tiempo parcial.
Davis continuó excavando con la ayuda de los inspectores que lo sustituyeron en el sur, descubrieron la momia de Smenkhkare el hermano de Tutankhamon, y fue allí en su tumba donde pudo leer el nombre de dicho faraón. A partir de ahí Davis deseaba encontrar su tumba, como sabemos esto no fue posible, pero si logró encontrar gran número de artefactos funerarios pertenecientes al joven faraón.
Cuando todos creían que ya nada podrían encontrar en el valle de los reyes, porque todas las tumbas estaban saqueadas, un hombre pensaba lo contrario y todavía tenía la esperanza de hallar algo. La tumba del faraón niño, Tutankhamón.

Es aquí donde encontramos a la figura de George Herbert, lord Carnarvon, un conde aficionado a la velocidad de los automóviles, hasta que un día, un accidente en coche lo dejo totalmente debilitado. Sus médicos, preocupados por los efectos del húmedo invierno británico, le recomendaron entonces una visita a Egipto. Y como muchos, enseguida sucumbió ante los encantos de Egipto y comenzó a financiar excavaciones. En 1909 empezó a excavar en Tebas con Howard Carter que ya se había cansado de la vida como artista, y acudió con la recomendación de Gaston Maspero.
Tras una serie de trabajos durante algunos años, y con alguna que otra decepción, Carter no perdía la esperanza. Así, el 1 de noviembre de 1922, encontró una zona intacta sin explotar y una tumba con los sellos reales intactos. Envió rápidamente un telegrama a Carnarvon, que se hallaba en Londres, e hizo prometer a los trabajadores que lo mantuvieran en secreto.
Carter impaciente tuvo que esperar semanas hasta la llegada de Carnarvon y su hija. En cuanto despejaron la escalera principal, no tardaron en poder leer el nombre del propietario de la tumba. Tutankhamón. Pudieron comprobar que el sello había sido roto en dos ocasiones y lo habían vuelto a sellar, esto era debido a dos robos en la antigüedad. Para evitar futuros robos los guardias debieron tapar el pasillo con escombros y trozos de caliza. En el segundo robo los ladrones lograron entrar en todas las salas, salvo en la de la momia, que era el objetivo de estos pues pretendían llevarse los amuletos y joyas, materiales ligeros para poder llevarse comodamente y vender en el mercado negro. Pero de nuevo, fueron descubiertos y la tumba volvió a ser cerrada.
Lo que verdaderamente dificultó el trabajo de Carter fue el destino. Ya que al morir repentinamente y con tan solo 19 años el joven Tutankhamon, tuvo que ser enterrado en una pequeña tumba. La insignificante entrada de la tumba se pasó fácilmente por alto. Los constructores que trabajaban en la tumba de Ramsés IVse olvidaron completamente de él. Permitieron que los escombros de sus excavaciones cubrieran la entrada de la tumba, y luego construyeron sus cabañas sobre el túmulo. Eso, más que las medidas oficiales de seguridad, fue lo que salvó la sepultura de Tutankhamón para Howard Carter. Tras todos los escombros se produjo al fin el momento deseado:


"Despacio, desesperadamente despacio para los que lo contemplábamos, se sacaron los restos de cascotes que cubrían la parte inferior de la puerta en el pasadizo y finalmente quedó completamente despejada frente a nosotros. El momento decisivo había llegado. Con manos temblorosas abrí una brecha minúscula en la esquina superior izquierda. Oscuridad y vacío en todo lo que podía alcanzar una sonda demostraba que lo que había detrás estaba despejado y no lleno como el pasadizo que acabábamos de despejar. Utilizamos la prueba de la vela para asegurarnos de que no había aire viciado y luego, ensanchando un poco el agujero coloqué la vela dentro y miré, teniendo detrás de mí a Lord Carnarvon, Lady Evelyn y Callender que aguardaban el veredicto ansiosamente. Al principio no pude ver nada ya que el aire caliente que salía de la cámara hacía titilar la llama de la vela, pero luego, cuando mis ojos se acostumbraron a la luz, los detalles del interior de la habitación emergieron lentamente de las tinieblas: animales extraños, estatuas y oro, por todas partes el brillo del oro. Por un momento, que debió parecer eterno a los otros que estaban esperando, quedé aturdido por la sorpresa y cuando Lord Carnarvon, incapaz de soportar la incertidumbre por más tiempo, preguntó ansiosamente: « ¿Puede ver algo?», todo lo que pude hacer fue decir: «Sí, cosas maravillosas». Luego, agrandando un poco más el agujero para que ambos pudiésemos ver, colocamos una linterna.[...] En aquel momento el tiempo como factor de la vida humana perdía todo significado. Han pasado tres o cuatro mil años quizá desde que un pie humano pisó por última vez el suelo en que uno está y, sin embargo, al notar las señales recientes de vida a su alrededor —el recipiente medio lleno de argamasa para tapiar la puerta, la lámpara ennegrecida, la huella de un dedo sobre la superficie recién pintada, la guirnalda de despedida arrojada sobre el umbral— uno siente que podría haber sido ayer. El mismo aire que se respira, que no ha cambiado a través de los siglos, se comparte con aquellos que colocaron la momia allí para su descanso eterno. Pequeños detalles de este tipo destruyen el tiempo y uno se siente como un intruso."
Al día siguiente despejaron la entrada a la tumba, e instalaron luz eléctrica. Entonces fue cuando Carter vio la magnitud de lo que allí dentro había, una lista innumerable de objetos, tenía ya en su poder la colección más im-portante de objetos reales que se recobraría nunca de Egipto. No tardaron en llegar numerosos expertos, debían hacer un gran trabajo de transportación y conservación de los tesoros. No consiguieron despejarla completamente hasta 1932 (ese mismo año se estrenó la pelicula de la momia de Boris Karloff inspirada en este descubrimiento) entonces llego la gran ola de la egiptomania, las casas se decoraban con estilo egipcio, todo el que podía permitirselo viajaba al mismo Valle de los Reyes, las avalanchas de turistas llegaron a Egipto. Todo esto dificultaba el trabajo, las oleadas de visitantes y periodistas hacían del trabajo un suplicio. Agobiados se vieron obligados a interrumpir las excavaciones y darse un descanso. En su viaje a Lord Carnarvon le pico un mosquito en la mejilla, algo que es normal en el Nilo, sin embargo, accidentalmente Carnarvon se arrancó la costra con la cuchilla mientras se afeitaba y no tardo en encontrarse mal. Su débil  frágil salud (recordemos que estaba en Egipto por consejo de sus médicos) no pudo con  la grave infección y no tardó en sucederle una neumonía que acabo con su vida sin poder terminar de vivir el momento glorioso de ver la momia de Tutankhamón. A partir de su muerte la imaginación se disparó por las mentes de todas las personas y comenzaron a relacionar su muerte con la tumba del faraón. Y de nada sirvieron las continuas explicaciones de Carter que alegaba que ni en la tumba había venenos, ni contaminantes, ni maldiciones. En 1934, el egiptólogo estadounidense Herbert Winlock intentó rebatir la teoría de la maldición mediante el estudio de los hechos. Investigó quienes habían estado presentes, cuantos habían muerto y ese tipo de cosas. Al final de su estudio llegó a la conclusión de que lejos estaba aquello de una maldición. Pero aún así la gente siguió difundiendo los rumores de la maldición.

A la vuelta, el trabajo les esperaba. En aquella antesala descubierta se hallaba una puerta. Debían echar abajo el tabique que separaba la cámara mortuoria de la antecámara. Una vez dentro debían llegar hasta el sepulcro que guardaba la momia. A su paso se hallaban otros 3 sarcófagos.
Una vez conseguido el 12 de febrero de 1924:
"¡El momento decisivo había llegado! ¿Qué había bajo el cuarto sepulcro y qué contenía?... Con creciente nerviosismo descorrí los cerrojos de las últimas puertas, que no estaban selladas;éstas se abrieron despacio, y ahí, ocupando por completo el interior, e impidiendo eficazmente cualquier progreso mayor, se hallaba un gigantesco sarcófago de cuarcita amarilla, intacto, con la tapa firmemente sujeta aún en su sitio, justo como las devotas manos lo habían dejado. Desde luego fue emocionante contemplar el espectáculo, que realzaba el sobrecogedor contraste con el destello del metal de los sepulcros que lo protegían."
Así fue como consiguió ver por primera vez el rostro del joven faraón. Por culpa de los excesivos ungüentos su momia estaba pegada a la máscara y al sarcófago, hecho que complicaba las cosas. Debían manipularla con ínfimo cuidado para no causar daños.
 Hoy en día Tutankhamón reposa de nuevo en su féretro en elvalle de los Reyes. Es el único de los faraones de Egipto —aparte,por supuesto, de los que siguen sin descubrirse— que todavíayace en su tumba original.
En su tumba también se hallaron dos fetos que habían padecido de la deformidad de Sprengal, una enfermedad que provocaba espina bífida y escoliosis. Al parecer, hijos de Tutankhamón.
Los siguientes años se dedicó principalmente a documentar el hallazgo y preservar la tumba. Pero su salud empezaba a resentirse, padecía los inicios de la enfermedad de Hodgkin, nunca llegaría a terminar su obra. Howard Carter murió en Londres el 2 de marzo de 1939.
























Si queréis ver documentales sobre todo esto: http://www.secretosdeegipto.blogspot.com.es/2012/06/la-tumba-de-tutankamon.html

Bibliografía:    Tyldesley Joyce - Los Descubridores Del Antiguo Egipto
                          Howard Carter. La tumba de Tutankhamón.

 ☼`·.,¸¸,.·´¯ ▲•Neith•▲ ¯`·.,¸¸,.·´•▲Tras las arenas del tiempo▲ ·.·´¯`·.·☼

18 ago. 2012

EL NOMBRE SECRETO DE RA



 Ra, el Único Creador, se hacía visible a todo el pueblo de Egipto bajo la forma del disco solar, pero también era conocido bajo muchas otras.

Era capaz de aparecer como un hombre coronado, como un halcón o bien como un hombre con cabeza de halcón y de la misma manera, como el escarabajo pelotero empuja las bolas de excrementos, los egipcios representaban a Ra como un escarabajo que empujaba el Sol a través del cielo.

En unas cavernas profundas debajo de la tierra se escondían otros sesenta y cinco formas de Ra; seres misteriosos de cuerpo momificado y con la cabeza de pájaro, serpiente, plumas o flores.

Los nombres de Ra eran tan numerosos como sus formas: era el Radiante, el Oculto, el Renovador de la Tierra, el Viento de las Almas, el Ensalzado, pero había un nombre del Dios Sol que, desde el principio de los tiempos, nunca jamás había sido pronunciado.

Llegar a conocer ese nombre secreto de Ra significaba mucho. Nada más y nada menos que tener el poder por encima de él y sobre todo el mundo que había creado.

Isis se deleitaba por poseerlo. Había soñado que un día tendría un hijo maravilloso con cabeza de halcón, que se llamaría Horus. Ella deseaba el trono de Ra para darlo a su propio hijo.

Isis era la Señora de la Magia, mucho más sabia que millones de hombres, pero conocía perfectamente que no existía absolutamente nada en toda la creación con el poder suficiente para poder dañar a su Creador. La única cosa posible era poner el propio poder de Ra contra él mismo y finalmente, tras mucho pensarlo, Isis concebió un plan cruel y astuto.

Todos los días, el dios Sol visitaba su reino, y lo hacía acompañado de un nutrido grupo de espíritus y divinidades menores, pero Ra se iba haciendo cada vez más viejo. La vista y las piernas le empezaban a flaquear y también estaba empezando a perder un poco la cabeza.

Una mañana, Isis se mezcló con un grupo de divinidades menores y siguió la comitiva del Rey de los Dioses. Observó con cuidado la cara de Ra, hasta que vio que la saliva le goteaba como un terrón.

Tras asegurarse bien de que nadie la estaba observando, recogió con una pala el trozo de tierra y se lo llevó. Entonces, Isis mezcló la tierra con la saliva de Ra para hacer arcilla y con ella modeló una serpiente de aspecto maléfico. Durante todas las horas de oscuridad, fue susurrando encantamientos a la serpiente de arcilla, que reposaba sin vida en sus manos. Después, la astuta diosa la llevó hasta un cruce de camino que el dios siempre tomaba. Escondió a la serpiente en medio de la alta hierba y regresó rápidamente a palacio.

A la mañana siguiente Ra salió a pasear por su reino y, como de costumbre, fue acompañado de su séquito de espíritus y divinidades menores que se arremolinaban detrás de él.

Cuando se acercaba al cruce, los encantamientos de Isis empezaron a hacer efecto y la serpiente se estremeció de vida. En el instante en que el dios Sol pasó, le mordió en el tobillo y acto seguido volvió a convertirse en un montón de tierra. Tras el mordisco, Ra lanzó un grito que pudo oírse por toda la creación.

-He sido herido por alguna cosa mortal –dijo Ra con un hilo de voz-. Me lo dice el corazón, a pesar de que mis ojos son por completo incapaces de verlo. Sea lo que sea, no lo he hecho yo, Señor de la Creación. Estoy totalmente convencido de que ninguno de vosotros me habría hecho una cosa tan terrible, ¡pero sabed que nunca había sufrido tanto! ¿Cómo puede haberme sucedido esto a mí? Yo soy el Creador Único, el hijo del abismo acuoso. Soy el dios de los mil nombres, pero mi nombre más secreto fue pronunciado una única vez, antes del principio de los tiempos. Y fue precisamente escondido en el interior de mi cuerpo para que nadie nunca lo pudiera saber ni me pudiera lanzar encantamientos. Y, sin embargo, mientras paseaba por mi reino, alguna cosa me ha herido y ahora el corazón me quema y las piernas no paran de temblar. ¡Id a buscar a la Enéada! ¡Haced venid a mis hijos! Entienden de magia y su sabiduría penetra el cielo.

Los mensajeros marcharon a toda prisa a buscar a los dioses, y de los cuatro pilares del mundo vino la Enéada: Shu y Tefenet, Geb y Nut, Seth y Osiris, Isis y Neftis. Los enviados recorrieron cielo y tierra y el abismo acuoso para reunir a todas las divinidades creadas por Ra.

De los pantanos vinieron Heket, el de cabeza de rana; Wadjet, la diosa cobra, y el temible dios Sobek, con su cabeza de cocodrilo. De los desiertos llegaron el feroz Selkis, la diosa escorpión; Anubis, el chacal, guardián de los muertos, y también Nekhbet, la diosa del buitre.

De las ciudades situadas en el Norte vinieron la guerrera Neith; la bondadosa Bastet, con cabeza de gato; la feroz Sekhmet, con cabeza de léon, y Path, el dios de los oficios.

De las ciudades del Sur llegaron Onuris, el cazador de vino, y el dios Khnum, el de cabeza de cordero. Todos habían sido llamados al lado de Ra.

Dioses y diosas se reunieron alrededor del dios Sol, llorando y gimiendo, de miedo a que pudiera llegar a morir. Isis estaba de pie en medio de todos, dándose golpes en el pecho y haciendo ver que estaba tan angustiada y perpleja como todas las demás divinidades.

-Padre de todos –dijo poniendo gran dolor en el tono de voz-, ¿qué te ha sucedido? ¿Acaso te ha mordido una serpiente? ¿Alguna criatura miserable ha osado atacar a su Creador? Pocos dioses se pueden comparar a mí por su sabiduría y además soy la Señora de la Magia. Si me dejas ayudarte estoy más que convencida que podré sanar todos tus males.

Ra agradeció profundamente estas palabras de Isis y les contó detalladamente lo que le había sucedido.

-Ahora estoy más frío que el agua y más caliente que el fuego- se lamentó el dios Sol-. Los ojos se me oscurecen. No puedo ver el cielo y tengo el cuerpo lleno de sudor por la fiebre.

-Ahora deberías decirme tu nombre completo –dijo la astuta Isis-. Así lo podré utilizar para mis encantamientos. Sin esto, ni el más grande de los magos te podrá ayudar.

-Soy el creador del cielo y la tierra –dijo Ra-. He hecho las alturas y las profundidades, he fijado horizontes al Este y al Oeste. Al alba, me elevo a Khepri, el escarabajo, y navego por el cielo en la Barca de Millones de Años. Al mediodía luzco en los cielos como Ra, y al anochecer, soy Ra-Atum, en el sol poniente.

-Todo esto ya lo sabemos –dijo Isis-. Si de verdad deseas que encuentre un encantamiento para sacarte el veneno, tendré que hacer uso de tu nombre más secreto. Menciona por una vez tu nombre y vive.

-El nombre secreto me fue dado para que pudiera vivir de forma tranquila –gimió Ra- y para que no tuviera que temer a ninguna criatura viviente. ¿Cómo quieres que lo devele?

Isis no dijo nada y se arrodilló al lado del dios, cuyo sufrimiento iba en aumento. Cuando se le hizo insoportable, Ra ordenó a los demás dioses que se apartasen y después, le dijo su nombre secreto a Isis.

-Ahora el poder del nombre secreto ha pasado de mi corazón al tuyo –dijo Ra cansadamente-. Con el tiempo lo podrás revelar a tu hijo, ¡pero adviértele que nunca traicione el secreto!.

Isis dijo que sí con la cabeza y se puso a recitar un poderoso encantamiento que consiguió expulsar todo el veneno del cuerpo de Ra; pasado poco tiempo el dios Sol se levantó más fuerte que antes y regresó a la Barca de Millones de Años para proceder a sus diarios paseos durante los cuales contempló todo cuanto había salido de su mano.

Isis, habiendo conseguido aquello que más ambicionaba en el mundo, gritó de alegría debido a que su plan había sido todo un éxito. Ahora tenía el convencimiento de que un día su hijo Horus se sentaría en el trono de Egipto y ostentaría el poder de Ra.



☼`·.,¸¸,.·´¯ ▲•Neith•▲ ¯`·.,¸¸,.·´•▲Tras las arenas del tiempo▲ ·.·´¯`·.·☼

LA CREACION DEL HOMBRE



Una vez creados todos los seres que debían hacer compañía a los dioses, se dio la vida al hombre.

Hubo quien dijo que la humanidad había brotado directamente de las lágrimas de alegría que había volcado Ra-Atum cuando recuperó a Shu y Tefenet de las aguas del caos.

Otros contaban que el primer hombre había sido modelado por Khnum, el dios con cabeza de cordero, en su torno de ceramista. Después de haber dado la vida a sus nuevas criaturas, el Creador les hizo una tierra para que vivieran en ella: se trataba del reino de Egipto.

Ra-Atum protegió Egipto de posibles peligros con enormes barreras de desierto, pero decidió crear también el río Nilo para que sus aguas lo inundasen periódicamente y así sus habitantes podrían tener ricas y abundantes cosechas. Después fue haciendo el resto de países y precisamente para ellos puso un Nilo en el cielo, lo que denominamos lluvia.

Ra hizo a su vez que existieran las estaciones y las divisiones temporales (meses) y cubrió la tierra de árboles, hierbas, flores y vegetales de todo tipo. Finalmente creó todas las especies de insectos y peces, de pájaros y animales terrestres, y les infundió el aliento de la vida.

Ra-Atum, contento y satisfecho con cuanto veía a su alrededor, es decir, su propia creación, se paseaba cada día sin descanso por su reino o bien navegaba por el cielo con la Barca de Millones de Años.

Cada vez que veían el Sol, las criaturas vivientes de las tierras de Egipto se alegraban y alababan a su poderoso Creador.

Finalmente, para poder frenar todas las fuerzas del caos y el mal, así como para poder defender el orden, la justicia y el bien, Ra-Atum inventó lo que se denominó realeza. Él fue el primero y más grande rey de Egipto y gobernó durante siglos y siglos con alegría y paz.


☼`·.,¸¸,.·´¯ ▲•Neith•▲ ¯`·.,¸¸,.·´•▲Tras las arenas del tiempo▲ ·.·´¯`·.·☼

17 ago. 2012

LOS NUEVE DIOSES



Shu y Tefenet fueron los primeros de los hijos de Ra-Atum. Ellos se quisieron con un amor tan grande y profundo que, al cabo de poco tiempo, Tefenet dio a luz unos gemelos. El primero en nacer fue Geb, el dios de la tierra, y el segundo, Nut, diosa del cielo.

Geb amaba a su hermana apasionadamente, la bella Nut, y durante muchísimo tiempo permanecieron fuertemente abrazados. Como consecuencia de tal efusión el cielo se mantenía estrecho contra la tierra y entre ellos no quedaba espacio para que pudiera alguien vivir o crecer.

Al final, Ra-amun cogió enormes celos del gran amor de Nut por Geb y con gran ira tomó la decisión de que nunca más pudieran estar juntos. Para ello ordenó al padre de ambos, Shu, que hiciera algo para separarlos definitivamente. Así se lo hizo saber y el poderoso dios pisó a Geb para que no pudiera elevarse. Luego levantó a Nut con las manos y la mantuvo, de esta forma, muy por encima de su hermano, de manera que les mantenía separados. A pesar de que Nut esperaba un hijo, Ra-Amun la maldijo, como castigo por su actitud anterior, para que fuera incapaz dar a luz ninguno de los días del año.

Al verse separados de una forma tan violenta, Geb luchaba sin descanso y con gran valentía bajo los pies de su padre, mientras que Nut intentaba abalanzarse hacia abajo para acercarse a él, pero no había forma de que se pudieran alcanzar y con ello su tristeza y desesperación fue en aumento.

Mientras tanto, el Creador había ido dando vida a muchos otros seres, entre ellos a Thot, el más sabio de los dioses. Un día, Thot levantó los ojos y vio el bonito cuerpo de Nut encima del mundo, mientras se debatía por regresar hasta su amado, y la amó de una forma tan pura y profunda que se compadeció de ella.

Decidió prestar su ayuda a la infeliz diosa para que al menos pudiera dar a luz a sus hijos, e inmediatamente inventó el juego de las damas. Entonces, decidió desafiar a los demás dioses a que jugaran contra él siempre y cuando utilizaran el tiempo a modo de apuesta. Poco a poco, el sabio dios consiguió ir ganando a sus contrincantes hasta obtener de ellos cinco días.

El Creador había fijado la duración del año en trescientos sesenta y cinco días, pero Thot le añadió el tiempo que había ganado y lo alargó en cinco días más. Este periodo no estaba sometido al curso de Ra-Atum, y de esta forma Nut pudo finalmente dar a luz a sus hijos.

El primer día dio a luz a un niño ya coronado, que fue llamado Osiris. El segundo día llegó Haroeris y el tercero, después de grandes dolores, Seth. Los días cuarto y quinto llegaron al mundo las dos hijas, Isis y Neftis.

Osiris e Isis se habían enamorado en el interior del vientre de su madre y no tardaron demasiado en convertirse en marido y mujer.

Seth y Neftis también se casaron con el tiempo, pero nunca existió un verdadero amor entre ambos.

Las dos hijas de Nut eran totalmente diferentes de carácter. Isis era valiente, bella y astuta, la Señora de la Magia, más sabia que millones de hombres, mientras que Neftis era leal y dócil.

Los hermanos Osiris y Seth tenían, si cabe, todavía más diferencias. Osiris era hermoso, gallardo noble y generoso, mientras que Seth tenía la cabeza de bestia salvaje y ello ya delataba su naturaleza, porque era ambicioso, maligno y cruel. Nunca pudo perdonar a Osiris que fuese su hermano mayor y, por tanto, el destinado a ocupar el trono.

Ra-Atum, con sus hijos Shu y Tefenet, sus nietos Geb y Nut y sus biznietos Osiris e Isis, Seth y Neftis, fueron adorados como los nueve grandes dioses bajo el nombre de la Enéada.

El Creador fue dando existencia a muchos otros dioses y diosas y llenó el cielo de encima y debajo de la Tierra de espíritus, demonios y divinidades menores. Vivieron todos ellos bajo el poder del primero de todos.



☼`·.,¸¸,.·´¯ ▲•Neith•▲ ¯`·.,¸¸,.·´•▲Tras las arenas del tiempo▲ ·.·´¯`·.·☼

13 ago. 2012

Nostalgia de Menfis



Mira, mi corazón se ha ido en silencio.
Parte hacia un lugar que conoce,
va hacia el Sur, a fin de ver Menfis.
¡Ah, ojalá estuviera yo en su lugar!

Estoy sentado y espero a mi corazón,
para que me diga en qué estado se encuentra Menfis.
No tengo noticias,
y mi corazón está inquieto.

Ven a mí, Ptah, y llévame a Menfis.
Haz que te vea a placer.
Mi corazón sueña todo el día,
mi corazón no está en mi cuerpo.

Todo mi ser es presa de grave enfermedad.
Mis ojos se han cansado de ver, mis orejas están vacías.
Mi voz dice: “¡Ah, si poseyera las palabras que todo lo cambian!”
Séme favorable y haz que allí abajo llegue.



☼`·.,¸¸,.·´¯ ▲•Neith•▲ ¯`·.,¸¸,.·´•▲Tras las arenas del tiempo▲ ·.·´¯`·.·☼

12 ago. 2012

El sacerdocio en el AE

El sacerdocio se elaboró de muchas maneras diferentes, cada una con distintos grados. Existían los "servidores del dios", a cuyo cargo corrían los rituales y el culto, "los hombres puros", que se ocupaban de las ofrendas y el servicio; los "padres divinos", que se encargaban de los bienes del dios y el aprovisionamiento del servicio; los "recitadores", las "cantantes femeninas", y otros; y en cada clase había cuatro grados.
El curso del servicio diario a cargo de los sacerdotes constaba de siente partes:

  1. Hacer fuego: frotando los leños, cogiendo el incensario, poniendo incienso en su interior, y encendiéndolo.
  2. Abrir la Capilla: subir a la capilla, abrir el cerrojo y romper el sello, abriendo la puerta y contemplando al dios.
  3. Oración: Varias prosternaciones y luego entonar un himno al dios.
  4. Aportar comida e incienso: ofrenda de aceite, miel e incienso, retirarse de la capilla para orar, acercarse de nuevo y contemplar al dios, realizar varias reverencias, quemar otra vez incienso y entonar himnos y plegarias; luego, le presentaban al dios una imagen de Maat (diosa de la verdad), y , finalmente, quemar más incienso para todos los compañeros del dios.
  5. Purificación: limpiar la imagen y su capilla, y verter cubos de agua, fumigando con incienso.
  6. Atuendo: vestir al dios con fajas blancas, verdes, rojo vivo y rojo oscuro, y darle dos clases de untura, pintura negra y verde para los ojos, esparciendo ante tal imagen arena limpia. Luego, el sacerdote daba cuatro vueltas en torno a la capilla.
  7. Purificación: con incienso, natrón del sur y el norte, y otras dos clases de incienso.
Probablemente, este ritual fue aumentando con el paso del tiempo. Cuando se mantenía como sagrado a un animal, su alimentación se consideraba un servicio. En Mentís construyeron un patio para que el sagrado toro Apis pudiera efectuar sus ejercicios y se le proporcionaba un forraje especial. En el Fayum fabricaron un tanque enorme para su cocodrilo sagrado, y los sacerdotes solían seguir al reptil en torno al tanque con las ofrendas apostadas por los devotos. De igual modo, en Epidauro hay una profunda zanja circular excavada en la roca, con un nicho central, donde una serpiente sagrada podía ser contemplada y alimentada.
Una idea fundamental es que el rey era el sacerdote del territorio, y que todas las ofrendas (especialmente las dedicadas a los muertos) las hacía él. Aunque el rey no podía efectuar físicamente tales ofrecimientos, cuando los efectuaban otros, lo hacían en favor del rey y sumo sacerdote de la nación. Tan poderosa era tal creencia que la fórmula regular para todas las ofrendas a los muertos era: " Una dádiva real de ofrendas de tal o tal cosa u objeto, para el ka de tal difunto", o también la fórmula " Dé el rey tal o cual ofrenda".

Bastante luz acerca de los orígenes de la elevación del sacerdocio la aportan los títulos dados a los sacerdotes de las diversas capitales de las provincias o nomos. Muchos de los mismos se refieren a lo que eran puramente ocupaciones seculares en los últimos tiempos, y así sabemos que el carácter sacerdotal iba unido al personaje principal, el rey o algún otro jefe. En una ciudad fueron el Rey y su Hijo Bienamado los sacerdotes, en otra lo fue el General, en otra aún fue el Guerrero quien llegó a ser sumo sacerdote; en diversas ciudades eran el Gran Constructor, el Gran Capataz de los Obreros; una ciudad elevó al Director de la Inundación al sacerdocio, y en otro lugar, fue natural que se ordenase como sacerdote al Gran Médico u "hombre-medicina". El Hijo Mayor era el título de otro sacerdocio, puesto que los últimos reyes nombraron sumos sacerdotes a sus hijos mayores.
En cuanto al culto privado, las ofrendas funerarias para los antepasados difuntos llenaban ciertamente gran espacio en su observancia; y los ofrecimientos de bebidas vertidas en el altar de la capilla, y los pasteles traídos para el ka como alimentación, eran la principal expresión de la piedad familiar, el hijo mayor era el que sus padres sacrificaban como sacerdote, como ocurre hoy día en China y la India; lo llamaban an-mut-f, o "soporte de su madre" y era quien dirigía la veneración en el culto de los reyes difuntos. Pero todos los hijos tomaban parte en los sacrificios y atrapaban pájaros, o mataban al buey para el ka de su padre. Esos sacrificios familiares constituían la ocasión de grandes festejos sociales y reuniones de familia; en los últimos tiempos los restos de tales fiestas se hallaron esparcidos por las capillas de las tumbas del cementerio de Hawara; hoy día, los coptos y los mahometanos celebran festejos familiares y pasan toda una noche en las tumbas de sus antepasados.

Bibliografía:
"La religión de los antiguos egipcios". Flinders Petrie.


☼`·.,¸¸,.·´¯ ▲•Neith•▲ ¯`·.,¸¸,.·´•▲Tras las arenas del tiempo▲ ·.·´¯`·.·☼

11 ago. 2012

Traduciendo estelas


Estela:  BM EA 143


Una ofrenda que da el rey a Osiris, señor de Dyedu, gran dios señor de Abidos, para que él de una ofrenda invocada de pan y cerveza, de bueyes, aves, lino y alabastro y de todo lo bueno y puro de lo que un dios vive. Lo que da el cielo, lo que crea la tierra y lo que la inundación trae, el dulce aliento de vida y el perfume del puro incienso para el ka del gobernador Nakhti justificado, nacido de Nakhti justificada.
Su esposa señora de la casa Netnebu justificada.
Su madre señora de la casa Nakhti justificada.
La nodriza Isis.

ESTELA BM EA 585


Una ofrenda que da el rey a Osiris señor de Dyedu gran dios señor de Abidos, para que el de un millar de panes, bueyes,cervezas, aves, alabastros, linos y de lo que un dios vive para el ka del venerado oferente de los dioses contador del doble granero, administrador Sarenenunet el justificado, nacido de Bameket.

☼`·.,¸¸,.·´¯ ▲•Neith•▲ ¯`·.,¸¸,.·´•▲Tras las arenas del tiempo▲ ·.·´¯`·.·☼

7 ago. 2012

Película: EL PRÍNCIPE DE EGIPTO COMPLETA




Titulo Original:El principe de Egipto
Duracion:95 minutos
Año:1998
Sipnosis:
Nada más nacer Moisés es abandonado río abajo en una cesta de mimbre por una familia judía que no podía mantenerle. La esperanza de que alguien le recoja se cumple cuando la esposa del Faraón de Egipto encuentra al bebé y decide criarle como a uno de sus hijos.

CFMJunior ©2012

☼`·.,¸¸,.·´¯ ▲•Neith•▲ ¯`·.,¸¸,.·´•▲Tras las arenas del tiempo▲ ·.·´¯`·.·☼

Ushebtis


Los antiguos egipcios pensaban que al morir y una vez en el Ialu (Más Allá), se verían obligados a elaborar trabajos en el campo como de labranza o irrigación, ya que los egipcios imaginaban el Más Allá muy parecido a la vida en la tierra. Para evitar estas tareas elaboraban unas figurillas llamadas ushebtis "el que responde" y practicando unos conjuros, ellas serían las encargadas de realizar el trabajo por ellos. Así pues, los ushebtis o Shabtis se convirtieron en piezas claves del ajuar funerario.
Es normal encontrarlas dentro de bonitas cajas, o hallarlas dentro del sarcófago.
 Con el paso del tiempo su número fue aumentando por persona.  Tal es el caso del faraón Tutankamón quien tenía a su disposición 365 ushebtis, uno por cada día del año, 36 capataces, uno por cada cuadrilla de 10 obreros, y 12 jefes de mes, uno por cada mes del año. Esto hacía un total de 413 ushebtis que servirían al rey en el Más Allá. 
Podías encontrarla de 3 tipos:

  1. Momiforme
  2. Vestidos con ropa diaria
  3. Capataces

Al principio los materiales utilizados para su elaboración eran la cera y la madera, y posteriormente evolucionó a todo tipo de materiales, desde alabastro, terracota, fayenza....

Los ushebtis generan un gran aporte para la determinación de diferentes facetas del antiguo Egipto, ya que la evolución de estas estatuillas fue a la par de la evolución religiosa, social, política y económica, no solo de Egipto como un todo sino también las particularidades de las regiones donde fueron hallados.



  • Fórmulas para ushebtis:
Una de las fórmulas utilizadas en los ushebtis, durante la dinastía XVIII, fue la conocida fórmula de Amen-Hotep III, la cual decía:
"(Fórmula para) hacer que este Shauabty trabaje para el bienaventurado, el Osiris Rey del Alto Egipto, Neb-Maat-Ra, en la necrópolis. ¡Oh dioses que estáis al lado del Señor de la Eternidad, que estáis sentados a las órdenes de su voz, acordaos de mí pronunciando su nombre! ¡Que podáis darle las ofrendas diarias de la tarde! ¡Que podáis escuchar todas las peticiones en el país de Peker (Abidos) cuando Él (Osiris) celebre la fiesta Uag! ¡Que sea posible la estancia allí para el Osiris-Rey Amen-Hotep Heka Uaset, Justo de Voz, para trabajar los campos, para llenar de agua los canales, para transportar la arena del Este al Oeste! ¡Yo lo hago!, ¡Heme aquí! Dirás tú (shauabty). Pueda el Osiris-Rey Neb-Maat-Ra, Justo de Voz, ser recordado delante de Un-en-Nefer (Osiris), para recibir ofrendas en su presencia".

Fórmula del Libro de los muertos:
Capitulo VI
¡Figurilla mágica, oh tú, escúchame! He sido condenado a ejecutar trabajos de todas clases, he sido convocado; en el Más Allá, esos que obligan a hacer a los Espíritus de los muertos; ¡oh Figurilla, sabe pues que debes obedecer al hombre en su necesidad, puesto que ahora posees ya útiles! Serás tú condenada en mi lugar, apréndelo pues, por los vigilantes de Duat; a transportar arena, a sembrar los campos, a llenar de agua los canales de Este hacia el Oeste... (Responde la Figurilla): -Espero tus órdenes...Me tienes aquí...


Para saber más: http://www.ushebtisegipcios.es/


☼`·.,¸¸,.·´¯ ▲•Neith•▲ ¯`·.,¸¸,.·´•▲Tras las arenas del tiempo▲ ·.·´¯`·.·☼

PROCESIÓN DE OSIRIS


Era una festividad anual en la que la estatua de culto se llevaba, en procesión y a hombros de sacerdotes sobre una barca ritual desde su templo a su supuesta tumba en el Umm el Qa'ab. La procesión de esta fiesta tenía dos partes fundamentales: Una pública, durante la cual la imagen divina atravesaba el cementerio limítrofe con la zona occidental del templo, y una parte privada, en el desierto, donde tenían lugar los ritos secretos relacionados con el misterio y la pasión de Osiris. El cementerio de Abydos fue, además, una auténtica ciudad de los muertos con una numerosa cantidad de monumentos.
La ruta que seguía el festejo: 





La celebración de los Misterios de Osiris en Abydos era claramente una de las festividades más importantes en el Egipto del Reino Medio. La festividad se centraba en torno al enterramiento y regeneración para los muertos bendecidos. De hecho, la élite erigía estelas o cenotafios en la zona que bordeaba la ruta que seguía la procesión para así asegurarse su eterna participación en los ritos.
La festividad parece que constaba de 5 partes:

            1-  La primera procesión estaba guiada por Upuaut y culminaba con un combate contra los enemigos de Osiris. Esta parece haber sido una celebración de la realeza con la expulsión de las fuerzas del caos y el desorden.

      2-       La gran procesión del propio Osiris. Esto parece haber sido el comienzo de la procesión funeraria de Osiris como rey muerto, cuando se le equipó y preparó para el entierro. Osiris aparece aquí en su forma de Khentyimentu “aquel que está al frente de los habitantes del oeste”, era sacado del templo y atravesaba la zona del cementerio.

3- viaje en barca del dios a Poker. El dios era conducido en su gran barca por el desierto hasta el lugar donde se hallaba su supuesta tumba en Poker. (Probablemente la tumba del rey Dyer de la Dinastía I en la zona conocida como Umm el Qa’ab) 

4- Una noche de vigilia en la que el dios era regenerado como Unenefer " el que continúa siendo perfecto" y que incluía las festividades de Haker y la matanza de los enemigos de Osiris en Nedyt (el lugar mitológico de su muerte). Desgraciadamente, ésta es la parte más secreta y desconocida de los misterios, aunque textos más tardíos mencionan que Osiris fue coronado con la corona de la justificación y transfigurado o convertido en espíritu.

5- El viaje de retorno a Abydos entre la alegría generalizada y el regreso del dios a su templo.La estela del tesorero Ikhernofret, ahora en Berlín, es una de las fuentes más importantes para los Misterios de Osiris. Ikhernofret fue enviado a Abydos por Senusert III para reparar la imagen del dios y llevar a cabo los actos rituales.


En el libro de los muertos también podemos ver reflejada la importancia de Abydos, incluso después de la vida.

Osiris KV57 Horemheb
Capítulo CXV

MIENTRAS EL DIFUNTO ENTRA EN ABYDOS

¡Oh dioses que moráis en Abydos, salve! Y vosotras, Jerarquías divinas reunidas en estos lugares, ¡venid a mi encuentro! ¡ Mirad y alegraos! He aquí a mi Padre divino, Osiris. He sido juzgado ante su Tribunal. He penetrado en su santuario. En verdad, yo soy Horus. Dueño de Egipto y Señor del Desierto Rojo; pues he tomado posesión de este país. ¡Nadie sobrepuja a Horus en su poder! ¡El terror hacia el Ojo divino hace temblar a sus enemigos! Él ha vengado a su Padre, en verdad, y detenido la inundación provocada por su Madre. Él ha destruido el desorden y la violencia, ha aplastado a sus enemigos, reducidos a la impotencia los ataques del demonio Nebt, él, Horus, Señor de una multitud de pueblos. ¡Príncipe de las Dos Tierras! He aquí que en virtud de decretos se apodera del dominio de su Padre. Mi palabra, tras el juicio de la Balanza, fue hallada justa ¡y verídica! Yo he dominado a mis enemigos y desesnmascarado todos sus lazos dirigidos contra mi. Mi fuerza me protege , en verdad, pues yo soy el hijo de Osiris: y mi Padre protege mi cuerpo con fuerza milagrosa....



☼`·.,¸¸,.·´¯ ▲•Neith•▲ ¯`·.,¸¸,.·´•▲Tras las arenas del tiempo▲ ·.·´¯`·.·☼

6 ago. 2012

Las serpientes en el antiguo Egipto. Apofis.

El culto a las serpientes formó parte de la religión egipcia. Eran enemigas del dios del Sol, oponiéndose a su avance en el viaje por el mundo subterráneo durante las doce horas nocturnas y, como tales, Bes y Ta-urt son sus adversarios, que a menudo aparecen en los frescos de las tumbas estrangulándolas.
Tumba Ramses I,(Valle de los Reyes)

En la tumba de Seti I en Tebas se representan muchas escenas con serpientes. En una de ellas, el dios itifálico Nehebka, en forma de serpiente con brazos y piernas, se opone al progreso del barco solar en el que Horus está de pie sobre una serpiente alada.

El jefe de todas las serpientes malignas era Apepi o Apofis, que parece ser una personificación del mal espiritual. El espíritu del miedo y la idea de sacrificio llevaron seguramente a la gran popularidad que llegó a alcanzar su culto.

Tres tipos de serpientes se representan en los monumentos;

-La cobra di capello- El basilisco de los griegos, el símbolo de la soberanía divina que aparece en la frente de dioses y faraones.

-El aspid o cerastes- Víbora venenosa, probablemente el basilisco de las escrituras,

-Una gran coluber- De especie aún no determinada. Esta era la que representaba a Apepi Tifoniano.


Yo en especial me gustaría centrarme en APOFIS, en egipcio Apep.

Serpiente muy grande de 16m o más. Todas las serpientes eran su encarnación excepto la cobra.Vivía en las aguas de Nun o en el Nilo celeste; se le designaba despectivamente como Nepai ("El que es como una tripa intestinal"). Era un ser demoníaco y maléfico y  una constante amenaza al orden cósmico; representa el mal y la oscuridad que habita en el Más Allá; enemigo de los muertos en su viaje al Más Allá; amenazaba con hundir la barca de Ra, bien atacándola o creando bancos de arena para que encalle, o con beberse el Nilo para impedir que la barca solar avance y el sol resucite;Apofis nunca moría y reaparecía una y otra vez. 

Cuando ocurría un eclipse, se decía que Apofis se había tragado la barca; por ello recibía el nombre de "Comedor del Asno", ya que el asno es un animal solar a causa de su gran potencia sexual y aquí representa a Ra. Sin embargo, Apofis es útil a Ra en la medida en que, al escupir llamas como un dragón, puede alimentar las radiaciones solares. Es por ello, que para los antiguos egipcios el concepto de mal era necesario para que el bien fuera posible.
Existe cierta relación de Apofis con el dios Seth, por su carácter nefasto llevado al terreno del Más Allá.
Un curioso texto encontrado en el templo de Esna, menciona a Neith como madre de Apofis. Narra el momento en el que la diosa creadora del mundo escupe sobre las aguas primordiales, provocando el nacimiento de Apofis; Apofis hace su aparición en los textos egipcios probablemente por influencia de ideas venidas de Asia; posiblemente sea la Tiamat de las leyendas babilónicas, a quien el dios Marduk venció en el origen del mundo y encadenó en los Pozos del Abismo. Se representaba como serpiente o cocodrilo. En el ritual se quemaba una serpiente de cera, cuya destrucción simbolizaba la conquista del mal; estos actos mágicos se celebraban día a día en el templo de Amón-Ra, en Tebas. Existe un tratado mitológico, "Libro de la destrucción de Apofis", recogido en el papiro Bremmer-Rind. 
También podemos ver en el libro de los muertos varios capítulos referentes a Apofis.
Alguno de ellos:
  • "¡Oh tú, nefasta criatura de cera (se refiere a la serpiente Apofis), que vives para la destrucción de los débiles y de los desamparados! ¡Aprende que yo no soy débil! ¡Que no soy un alma agotada y desfalleciente! ¡Que tus venenos no podrán penetrar en mis miembros! Pues mi cuerpo es ¡el cuerpo del propio Atum! Y de no sentirte tu misma agonizar ¡tampoco las angustias de la agonía podrán alcanzar mis miembros! ¡Porque yo soy Atum en medio del Océano celeste (Nun)! Y en verdad, ¡todos los dioses me protegen, eternamente!"

  •  "¡Vete! ¡atrás! ¡largo de aquí, oh demonio Apofis, o serás ahogado en lo profundo del Lago del Cielo, allí donde tu Padre celeste había ordenado que murieses...! ¡No te acerques al sitio donde nació Ra! (En verdad, ¡lleno de miedo estás!) ¡Mírame! ¡yo soy Ra! ¡yo siembro el terror! ¡retrocede!, pues, demonio ante las flechas de mi luz ..."
Otros dioses con forma de serpiente sería Mehen, sin embargo a diferencia de Apofis, 
Mehen es una deidad benéfica. Su nombre significa "la que se enrosca" y encarna las fuerzas regenerativas de la tierra.


☼`·.,¸¸,.·´¯ ▲•Neith•▲ ¯`·.,¸¸,.·´•▲Tras las arenas del tiempo▲ ·.·´¯`·.·☼

2 ago. 2012

Conjuros del libro de los muertos

Hola egiptomaniacos :) os dejo unos cuantos conjuros del libro de los muertos como os prometí en mi anterior entrada, en ellos se ven claramente las preocupaciones que aquejaban a los egipcios sobre el Más Allá.


Capitulo II

PARA REVIVIR TRAS LA MUERTE

¡Oh tú, dios del disco lunar, que irradias en las soledades nocturnas! ¡Mira! ¡Entre los habitantes del Cielo que te rodean, yo también te acompaño! Yo penetro a mi capricho ora en la Región de los Muertos; yo difunto, ora en la de los Vivos sobre la Tierra, a todas partes donde me conduce mi deseo.



Capitulo X

ENCANTAMIENTO CONTRA LOS ENEMIGOS

¡Apártate de mi camino, oh tú, Espíritu que devoras tu propio brazo! Pues yo soy Ra, que se levanta en el Cielo contra sus enemigos. Los ha dejado este dios poderoso entre mis manos, y ya no podrán escapárseme. Al Amo de la Corona, he aquí que traigo mi brazo como ofrenda. Yo alargo mi paso...a medida que las diosas se levantan. ¡No seré entregado a mis enemigos!, en verdad no, pues puestos en mis manos, no podrán ya espárseme. Yo estoy sentado como Ptah; como Horus, yo soy irresistible. Mi boca deja oír Palabras de Potencia; mis piernas me llevan en su carrera. He aquí que en busca de mis enemigos, que me serán entregados y no podrán escapárseme, recorro el Cielo.


Capitulo XII

PARA ENTRAR Y SALIR A VOLUNTAD

Oh Ra, Guardián de las Puertas misteriosas de las que parte una Vía hacia Keb y la Balanza que lleva en sí la Verdad y la Justicia que tu nombre sea bendito! ¡Mira! ¡A través de la Tierra, yo fuerzo mi camino! ¡Como un niño, ojalá pueda renacer a la vida!


Capitulo XXV

PARA DEVOLVER AL DIFUNTO SU MEMORIA

¡Que en el Templo del Más Allá me sea devuelto mi nombre! Durante la Noche en que serán contados los Años y enumerados los Meses, que pueda guardar el recuerdo de mi Nombre en medio de las Murallas abrasadas del Mundo Interior! Pues yo junto al gran dios del Oriente celeste permanezco. Todas las divinidades se alinean detrás de mí, y he aquí que a medida. Pues al lado del gran dios del Oriente celeste yo me quedo. Detrás de mí, helo aquí, todas las divinidades se alinean, y a medida que van pasando, yo puedo pronunciar el Nombre de cada una.

Capitulo XXXVI

INVOCACIÓN A ISIS Y A NEFTIS

¡Oh, diosas hermanas de Isis y Neftis, salve: Os anuncio mis Palabras de Potencia! Rodeado de irradiaciones, he aquí que navego en mi Barca celeste. En verdad yo soy Horus, hijo de Osiris; vengo aquí, para ver a Osiris, mi Padre.

Capitulo XXXIX

PARA IMPEDIR LA DESCOMPOSICIÓN DEL CUERPO EN EL MUNDO INFERIOR.

¡Oh tú, inmóvil e inerte como Osiris, cuyos miembros están helados, sal de tu inmovilidad, para que tus miembros no se pudran!, ¡que no se separan de tu cuerpo y te abandonen!,¡que mi cuerpo no se pudra! Pues yo soy Osiris...

Capitulo XL

PARA NO MORIR POR SEGUNDA VEZ EN EL MÁS ALLÁ

Han sido profanadas mis moradas misteriosas; mis escondites han sido revelados; los Espíritus sacrificados han sido precipitados a las Tiniblas; pero el Ojo divino de Horus me ha santificado y U´-Uaut me ha nutrido con la leche de sus tetas. Ahora me oculto entre vosotras , ¡Oh Estrellas fijas! En verdad mi frente es la frente de Ra. Mi rostro se quita el velo; mi corazón está en su justo lugar. Yo soy el Dueño del Saber Sagrado y del Verbo mágico. Como Ra, yo me protejo a mí mismo. Nadie podrá ignorarme ni hacerme daño. Soy tu Hijo y he asistido a tus Misterios... Coronado Rey de los dioses no moriré por segunda vez en el Mundo Inferior.

Capítulo XLVII

PARA RESPIRAR EL AIRE EN EL MUNDO INFERIOR

Entre los Purificados yo soy un Purificado. Yo soy el dios Shu, que en las regiones de los dioses luminosos atrae hacia él el Aire del Oceáno celeste, hasta los límites del cielo, hasta los límites de la Tierra, has los límites de la luz divina. Que el aire vivifique pues,  a este joven dios y ¡que despierte!


Capítulo LIII

PARA SERVIRSE DE LAS PIERNAS

Lo que debes cumplir en tu Mansión del Mundo Inferior, hazlo de pie, sostenido por tus dos piernas, ¡oh dios Sokari! En cuanto a mí, ¡yo irradio por encima de la Cadera!. He aquí que me siento en medio de los Espíritus santificados y que recorro el Cielo...¡Ay, que débil soy! ¡Ay, que débil! ¡Me obedecen mis piernas, pero siento desfallecer! Me siento desamparado en medio de las violencias de las fuerzas brutales desencadenadas que reinan en el Mundo Inferior...

Capítulo LXXV

PARA ACERCARSE A THOTH

Señor de las Tempestades que protege a la Corona divina contra sus enemigos, yo soy muy poderoso. Con mi espada, que veis aquí, hiero.¡Seth es asesinado! ¡Los buenos Espíritus reconfortados! Protegiendo la Corona divina vuelvo la espada de los dioses fuerte e irresistible. ¡En medio de las tempestades, a sus enemigos, ved cómo la espada de Thoth hiere!


Capítulo LXXXI

PARA HABITAR ENTRE LOS GRANDES DIOSES

Ora me dirijo hacia la región de la Barca de Sektet; ora estoy sentado entre los grandes dioses. Luego, cual una gran mariposa que ha echado a volar, llego junto a las grandes divinidades del Mundo Inferior y las contemplo en silencio. ¡Miradme! Delante de vosotras, entre las Almas purificadas de los Bienaventurados, aquí estoy.


Capitulo LXXXIV

PARA RECIBIR OFRENDAS

¡Oh vosotros jefes de las Moradas celestes, Espíritus dueños de las ofrendas sepulcrales! Así como vosotros traedme a mí ofrendas solidas y líquidas, Pueda yo, por el contacto del Anca sagrada, ser purificado y mediante una ofrenda de vestiduras de lino! Mientras que vuestro Padre divino pasea en su Barca celeste, y vosotros que navegáis entre los Campos de los Bienaventurados, sabed que las ofrendas que me están destinadas deben serme traídas a lo largo de este canal.

Capítulo CIX

PARA REGRESAR A LA TIERRA Y VOLVER A VER SU CASA

A grandes zancadas recorro el Cielo. Ahora llego ante los canales y paso a través del Ojo de Horus. Yo soy el dios León. He aquí que tiendo mi arco y que abato a mi presa. En verdad, ¡yo mismo soy el Ojo de Horus! ¡Oh dioses! Dejadme avanzar en paz!


Capítulo CXII

PALABRAS A PRONUNCIAR CUANDO LA LUNA NUEVA

Yo, Osiris, tengo en jaque a las tempestades del Cielo. Yo rodeo con vendas y fortifico continuamente a Horus, el Dios Bueno. Yo, cuyas Formas son múltiples y diversas, recibo mis ofrendas en las horas fijadas por el Destino. Las Tempestades inmovilizadas son ante mi rostro. He aquí que Ra llega acompañado de cuatro divinidades superiores. Todos recorren el Cielo en la Barca solar. Y yo, Osiris, yo a la hora fijada por el Destino para mi viaje. Empieza mi nueva existencia....subido sobre el cordaje de la Barca solar.


Capítulo CXXXVI

PARA COLOCAR UN COLLAR DE ORO

¡Oh Osiris, Padre mío! ¡Oh  mi Hermano, Horus! ¡Oh, Isis, mi Madre! He aquí que las vendillas, las que apretaban mi cabeza y mi cuerpo, son quitadas...Mis ojos empiezan a discernir los objetos que me rodean. Veo ante mí al dios Keb....


Capítulo CXLVI

PARA PONER AL CADÁVER UN VESTIDO DE PUREZA

¡Oh dioses yo os invoco!, Tum, Shu Tefnut, Keb, Osiris e Isis, Seth, Neftis Heru-khuit, Sathor, Kepra, Menthú, Señor de Tebas, Amón, Señor de las Coronas de los dos Egiptos. La gran Jerarquía de los dioses, la pequeña Jerarquía de los dioses, vosotros dioses y diosas que moráis en el Océano celeste; tú, Sebek de las dos Mehdet; Sebek, el de los innumerables nombres, que recibes según el sitio en que tu Doble se complace en estar, y vosotros todos, ¡oh dioses del cielo y de la Tierra, del Norte y del Sur! ¡Concede a mi espiritu  santificado este Vestido de Pureza! ¡Préstame el vigor y la potencia mediante la fuerza mágica de ese Vestido de Pureza! ¡Destruid el Mal que se agarra a mi Alma! Con objeto de que, cuando llegue el Juicio, a la faz de la Eternidad sea reconocido puro e inocente. ¡Oh dioses! ¡Destruir el Mal que se agarra a mi persona!


☼`·.,¸¸,.·´¯ ▲•Neith•▲ ¯`·.,¸¸,.·´•▲Tras las arenas del tiempo▲ ·.·´¯`·.·☼

1 ago. 2012

El libro de los muertos


El libro de los muertos era un libro de conjuros que servía para ayudar al difunto en su camino hacia el Más Allá, existen todo tipo de conjuros, desde como transformarse en halcón, invocaciones o himnos a los dioses, conjuros contra los enemigos, como recuperar la memoria, hasta como enfrentarse al juicio de Osiris.
Su título original podría traducirse como "La salida al día" La muerte no era mas que un renacimiento, al igual que el sol sale cada día.
Libro de la Salida al Día
en jeroglífico
D21
Z1
M33
W24
Z1
O1
D21
X1
D54
G17O4
D21
G43N5
Z1
Este libro surge en el Imperio Nuevo, pero su origen se encuentra en
" Los textos de las pirámides "del Reino Antiguo y que derivaron a los textos de los
sarcofagos del Reino Medio.
Los encargados de leer estos pasajes ante el difunto eran los llamados
 sacerdotes-lectores.
El libro más completo y mejor conservado que nos ha llegado a nuestras manos es el Papiro de Ani, un texto compuesto por 3 capas de hojas de papiro pegadas entre si y dividido en 6 secciones con una longitud entre 1.5 y 8 metros cada una. La longitud total del texto es de 23.6 metros. Fue adquirido por el Museo Británico en Tebas el año 1888. El papiro fue realizado por 3 escribas diferentes, como puede apreciarse en las diferentes grafías que en él aparecen, pero sólo uno realizó los dibujos. Originalmente es posible que no fuese encargado por Ani, un escriba de hacia el año 1300 a.C., o al menos no en su totalidad, pues su nombre aparece escrito con una escritura diferente. El papiro contiene algunos errores derivados de la falta de atención.
Para descargarlo de forma gratuita pinchar aquí:  http://www.bibliotheka.org/?/ver/69781
Os dejo un documental para saber algo más de su historia:


Estos días intentaré hacer alguna entrada con conjuros de este libro :)

☼`·.,¸¸,.·´¯ ▲•Neith•▲ ¯`·.,¸¸,.·´•▲Tras las arenas del tiempo▲ ·.·´¯`·.·☼

HIMNO A LA GLORIA DE OSIRIS

Capítulo CIV

¡ Ser Bueno, triunfador, hijo de Nut, primogénito de Keb, dios antiguo, Dueño del Soplo de la Vida, Gran Príncipe del Occidente y de Oriente, Señor de los Misterios que siembra el espanto, salve, oh Osiris! ¡Coronado en Hnenisú, con la corona de Atef, Amo de las Potencias del Aliento, Señor de la Sala de los Ritos teúrgicos, Dueño de múltiples ofrendas y de las fiestas de Djedú! He aquí que en todos los rincones del Universo, Horus exalta a su Padre Osiris. Isis y Neftis reúnen sus esfuerzos: el Verbo mágico de Thot santifica al Ser Bueno, sus palabras maduran largamente en su pecho; salen de su boca y hacen más vigoroso a Horus que todos los demás dioses. ¡Levántate, Horus! Restauran a tu Padre, tú, Hijo de Osiris, en su Trono, tú, Hijo de Isis! ¡Salve Osiris! ¡Mira! ¡Yo vengo hacia ti! ¡Yo soy tu Hijo Horus que restablece tu Toda Potencia divina! A partir de este momento, en verdad, yo vivo de las ofrendas sepulcrales de Osiris. ¡Levántate pues, Osiris, que he triunfado de tus enemigos! ¡Yo te he vengado! En verdad que de este día de hoy, yo soy el dios Horus. Mientras me levanto bajo los rasgos de mi Alma este Alma te glorifica ante los dioses que te rodean.¡ Salve, oh Osiris! ¡He aquí a tu Doble que llega ante ti! En tu Nombre de Ka-Hotep, tú  permaneces en paz. Yo soy Horus que te glorifica en tu Nombre de Espíritu santificado. En el Nombre de Up-Uaut. ¡Salve Osiris! He aquí que llego ante ti. Los pongo entre tus manos, a tus enemigos traídos de todas partes. He aquí que recibes tu Cetro y tu Pedestal del cual tus pies pisan los peldaños. Tú hacer llegar a los dioses su alimento espiritual y ofrendas sepulcrales a aquellos que están en las tumbas. ¡Oh, dios poderoso! ¡Tu inmenso poder!, tú has dejado en las manos de los dioses por ti creados. Tú tienes tus atributos desparramados entre todas las divinidades, tú moras en los Cuerpos Gloriosos. El día de las ofrendas, cuando las fiestas de Ugá, tú oyes la Voz de la Verdad-Justicia...

También podéis ver el mito de Osiris en el siguiente enlace: http://kemet-neith.blogspot.com.es/2011/07/mito-de-osiris-seth-y-horus.html

☼`·.,¸¸,.·´¯ ▲•Neith•▲ ¯`·.,¸¸,.·´•▲Tras las arenas del tiempo▲ ·.·´¯`·.·☼